En su reunión con la prensa de este miércoles 6 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los estudiantes torturados y asesinados la tarde del domingo en el municipio de Celaya, Guanajuato, estaban involucrados en el consumo de drogas.

Durante la conferencia de prensa matutina, López Obrador retomó el caso de José Eduardo, Bryan, Jesús, Fabián y Pedro, todos, estudiantes de Medicina.

“Acabo de ver un problema lamentable con unos jóvenes de Guanajuato, hace dos días, de un asesinato que tuvo que ver con consumo de droga”, expresó.

De acuerdo con la información con la que cuenta el mandatario federal, los cinco alumnos de la Universidad Latina de México (ULM) viajaron de Guanajuato a Querétaro para “asistir a fiestas” y de regreso a la entidad, habrían sido asesinados.

“Lo que sucedió es que jóvenes estudiantes, incluso de medicina, fueron a unas fiestas a Querétaro. Pasaron (luego) a algún lugar de Villagrán, municipio guanajuatense, a comprar droga y ahí los asesinaron. Esto es todavía hipotético, todavía no concluye la investigación”, detalló.

Adicionalmente, precisó que el crimen se habría presentado debido a que compraron la droga a alguien que “estaba vendiendo en territorio que le pertenecía a otra banda”.

Con globos blancos, decenas de pancartas y vestidos con su clásico uniforme, decenas de estudiantes de Medicina de la ULM salieron a las calles de Celaya durante la tarde de ayer martes 5 de diciembre.

Por varias horas, al grito de “no eran narcojuniors, eran estudiantes”, los manifestantes exigieron a las autoridades que esclarezcan el asesinato de los cinco jóvenes.

De acuerdo con los reportes policiales, los cuerpos fueron hallados el pasado 3 de diciembre a bordo de un auto abandonado en un camino de terracería que se encuentra en las inmediaciones de la Universidad de Guanajuato (UG), campus Celaya-Salvatierra.

Deja un comentario