Foto: Ruth Olvera / ACG

Más que un desaire, como podría haberse interpretado en un principio, la ausencia de los aspirantes a una precandidatura de Morena al Senado en el templete de Claudia Sheinbaum durante su visita a Pátzcuaro y Zacapu, se trató de una estrategia convenida previamente.

En rueda de prensa, la aspirante al Senado Fabiola Alanís Sámano dio sus impresiones acerca de las actividades de la precanidata en la entidad, las cuales calificó de positivas, pues dijo haber notado varias adhesiones, gracias a que la coordinadora del movimiento accedió a que éste se abra a otros sectores fuera de la militancia.

Con respecto a la decisión de mantener fuera del escenario a los precandidatos al Senado, como ella misma, y dejarlos con el resto de la militancia, la aspirante al Senado explicó que se trató de una estrategia acordada previamente que sólo la acompañaran los dirigentes estatales, su enlace nacional y las personas de su equipo de precampaña.

Foto: Alfredo Soria / ACG

“Fue lo mejor, porque se trató de un acto de la doctora y teníamos que garantizar condiciones de armonía, de que no hubiera diferendos, dificultades, porque además imagínense cuántas gentes habría en el templete, porque se han inscrito como cinco o seis mujeres y cuatro o cinco hombres, aunque reconocemos quiénes osn los punteros, se han inscrito varios”.

Estimo que de haberlos incorporado en el templete, habrían necesitado espacio para más de 200 personas, pues además de los precandidatos al Senado, querrían estar los que pretenden una de las 11 candidaturas a diputaciones federales, que son cerca de 200, además de los presidentes municipales.

“Entonces, ¿cómo haces para definir quiénes van a estar? Entonces me pareció adecuado, decidimos actuar con muchísma prudencia porque viene a presentar sus planteamientos y todavía no es tiempo de exponer a los aspirantes al Senado”, planteó la extitular de Conavim.

Foto: Cortesía

Por otro lado, se le cuestionó acerca del saludo de Sheinbaum hacia ella, pues fue a la única precandidata a la que saludó y de si percibía que esto podría ser una señal.

“Nos conocemos. Yo creo que fue una actitud de cortesía por parte de ella, que yo reconozco, y yo por lo mismo fui muy prudente, porque son momentos en los que ella quiere estar con la gente nueva, con las mujeres indígenas que le ponen sus prendas”, expresó.

Fabiola Alanís reiteró que el saludo fue únicamente de lejos, aunque con afecto, y que ella en ningún momento buscó acercarse a Sheinbaum porque considera que “la prudencia en política también es necesaria”.

Deja un comentario