Esfera Pública

¿Qué quieres vender? Un producto, un servicio, bienes, tu marca, ideas políticas, un partido político; da igual en realidad. La neurociencia aplicada a la comunicación y al marketing te sirve para vender cualquier cosa. ¿Por qué? Porque hay una base científica para ser aplicada en estas dos disciplinas que se encargan de vender.

De ahí que, si no conoces de neuromarketing o de neurocomunicación, puedes iniciar estudiando neurociencia y después podrás continuar estudiando marketing o comunicación para que sepas aplicar el conocimiento del cerebro humano y los procesos mentales y coloques el mensaje de venta que deseas.

Una forma de colocar tu mensaje de venta es utilizando sesgos cognitivos. Se escucha complicado, pero no lo es tanto. Lo primero es reconocer que todos los seres humanos somos química, biología y electricidad; eso somos.

Lo segundo es entender que todos los seres humanos tenemos cerebro que realiza procesos mentales, y en la mayoría de los procesos cerebrales, los seres humanos somos prácticamente iguales. De ahí que les pueda asegurar que, conociendo de neurociencia, se da el gran comienzo para convertirse en un gran vendedor de lo que sea.

Bueno, ¿y qué es un sesgo cognitivo? Lo diré en palabras para mortales: es un atajo mental. Es decir, el cerebro humano crea y usa atajos para hacer juicios y tomar decisiones, y esto lo hace porque tomar un atajo le permite ahorrar energía.

Pero hoy les hablaré solo de uno de los sesgos cognitivos, de muchos que existen: Es el Efecto de posición o Primacy Effect.

Este sesgo demuestra que la precisión del reclamo del mensaje y su percepción por parte de los clientes variará según el posicionamiento de un elemento dentro de una lista. De aquí que sea más probable recordar los mensajes, textos e imágenes que se presentan al principio o al final de un espacio comunicativo, respecto de aquellos elementos presentados en medio.

Lo explico para ser aplicado en ventas: En tu discurso de venta, que contendrá tu mensaje rector, coloca lo más relevante al principio y retómalo al final, pero no lo expreses de forma idéntica.

Ahora bien, hay formas, métodos, estilos para hacer neurocomunicación y neuromarketing con el objetivo de aterrizar el sesgo para “primar”, pero eso lo comentaré en otro momento.

*El autor es consultor, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Comunicación, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho / WhatsApp 4433181742.

Deja un comentario