Fotos: Asaid Castro/ACG

Asaid Castro/ACG – Morelia, Michoacán

Como cada 10 de mayo, hay quienes pueden celebrar el día de la madre de la manera más tradicional, dándoles un presente o invitándolas a su lugar favorito a comer. Esa es la mejor cara de la moneda, sin embargo, hay también a quienes les toca extrañarlas.

En esa situación se encuentran quienes este miércoles 10 de mayo acudieron al Panteón Municipal para festejar a sus madres en este día, donde se pudieron ver a decenas de personas con una melancolía desbordada, en los pies de las tumbas de sus esposas, madres, hijas y abuelas.

“Es el primer año sin mi mamá. Me hace falta, me dan ganas de que me regañe por última vez; que me dé un consejo, un abrazo, un beso”, dijo Adrián Álvarez de 23 años, que invita a las personas que aún tienen a su madre con vida, a que aprovechen el tiempo que estén a su lado.

Y no sólo es el caso de personas jóvenes que han perdido a sus madres, también personas mayores como José Alzate Castro, de 70 años de edad, que a 31 años de haber perdido a su madre, asegura que ni con la edad o los años que pasan ha dejado de extrañarla.

“Colmen a sus mamás de abrazos, díganles que las quieren. Nadamás que eso”, añadió José entre lágrimas.

Por su parte, Daniel Guerrero, visitante del panteón, opina que el visitar a las madres donde sus restos descansan es algo reconfortante para el corazón de las personas que perdieron a sus seres queridos.

Deja un comentario