Zacatecas, Zacatecas

Una confusión llevó a elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) de Zacatecas detuvieran al diputado local de Morena Ernesto González Romo, pero una vez detectado el error, lo dejaron ir en el lugar.

El mismo legislador narró lo sucedido en sus redes sociales. Expuso que en un primer momento pensó que se trataba de un intento de intimidación, pues en breve se votará si una funcionaria será sometida a juicio político.

De acuerdo con el relato de Ernesto González, el pasado viernes 24 de marzo a eso de las 18:00 horas, cuando circulaba en su camioneta por el bulevar Metropolitano “a velocidad moderada”, dos patrullas le cerraron el paso.

Después uno de los oficiales, que tenían el rostro cubierto, apuntó con un arma larga hacia su vehículo, mientras que el otro le ordenó que bajara. Mientras tanto, la otra patrulla se colocó delante del vehículo para impedirle escapar.

Ante esta acción, el diputado se negó a bajar de su camioneta y alegó que se trataba de una detención arbitraria y dado que los oficiales no pudieron justificar la detención, optaron por dejarlo ir.

Los comentarios vertidos en su publicación, sin embargo, no fueron de apoyo en su mayoría, sino de crítica, pues los ciudadanos que opinaron argumentaban que se trataba de una inspección de rutina y que no tendría por qué quejarse de ello o vivir una situación distinta a la que ellos viven.

Al día siguiente, el morenista haría una nueva publicación, esta vez para despotricar con los medios de comunicación que difundieron la noticia y destacar que, “en cambio”, el general mayoral ya le pidió una disculpa.

“La realidad es que vivimos tiempos difíciles, todos estamos muy expuestos”, fue la conclusión que sacó el legislador de su experiencia.

Deja un comentario