‘Son apoyados, no acarreados’

80

Ciudad de México

Con el argumento de que las personas que no tienen dinero también tienen derecho a marchar a favor del Presidente de la República justificó el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Bartres, el arribo de supuestos simpatizantes al zócalo capitalino en autobuses.

En su camino al punto de reunión, el funcionario fue abordado por un reportero de Reforma, quien le preguntó cuántas personas estimaba que había presentes:

“Ustedes son muy buenos para contarlas, hasta les ponen alfileres”, le respondió.

Al cuestionamiento de la presencia de un número considerable de autobuses, dijo:

“No todas las personas tienen vehículo particular, también las personas que viven fuera de la ciudad tienen derecho a venir”.

En ese momento intervino el padre Alejandro Solalinde, quien lo acompañaba y explicó.

“Son apoyados, no acarreados, porque ellos tienen derecho a venir, pero no tienen recursos”.

Desde temprana hora comenzó el arribo masivo de personas en autobuses y más tarde comenzaron a llegar funcionarios con chalecos guindas y diputados.

Por otro lado, se ha denunciado que ha existido coerción para asistir al evento, pues se ha advertido a algunos de los participantes que se “pasará lista”.

Morelia no fue la excepción, y se captó la presencia de autobuses en el centro de la ciudad en donde se reunieron personas que irían a la actividad.

Además, los gobernadores emanados de Morena anunciaron que acudirían personalmente.

Desde la página de Facebook de la Presidencia de la República, se inició una transmisión en vivo en donde se muestran aspectos de las calles en donde, a diferencia de cuando se celebró la marcha en contra de la reforma electoral, esta vez sí se cerró la circulación vial.

Entre otras cosas, se pueden escuchar porras de corte oficialista como:

“La gente se pregunta, ¿esos quienes son? Son los diputados defendiendo a la nación.”

Y el clásico: “es un honor estar con Obrador”.

Deja un comentario