Foto: Pixabay

Ciudad de México – El Universal

Ya está aquí el mes de octubre y con él la posibilidad de disfrutar de algunos alimentos de temporada, tal es el caso de la mandarina, una de las frutas más esperadas y populares en esta etapa del año, o la calabaza de castilla que, además de ser muy representativa del otoño, puede prevenir algunas enfermedades.

Considerada la primera planta cultivada en Mesoamérica y valorada en la época prehispánica por sus semillas o pepitas, ya que representan una buena fuente de proteínas y pueden conservarse por mucho tiempo sin echarse a perder, la calabaza de castilla, asegura la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa), es una de las especies de calabaza más importantes y diversas de las cultivadas en México.

A continuación te hablaremos de sus beneficios.

Enfermedades que se pueden prevenir al comer calabaza de castilla

Caracterizada por tener una cáscara muy gruesa, pulpa carnosa de color anaranjado y pepitas en su interior, la Sagarpa revela que la calabaza de castilla tiene un alto nivel nutricional.

Además de ser rica en proteínas y ácidos grasos, también lo es en omega 3, fibra, vitaminas A y C, así como hierro, potasio, magnesio y zinc, nutrientes que están presentes tanto en su pulpa como en sus semillas.

En cuanto a la pulpa de la calabaza, esta aporta una gran cantidad de vitamina A al organismo, debido a que cuenta con un fitonutriente conocido como carotina o beta-caroteno, mismo que le aporta su color anaranjado y que el cuerpo convierte en vitamina A, la cual es conocida por prevenir enfermedades del corazón y hasta ciertos tipos de cáncer, así como infecciones, ya que fortalece al sistema inmunológico.

Por su parte, las semillas de la calabaza de castilla son consideradas como una buena fuente de proteínas y minerales, grasas insaturadas, vitaminas y compuestos bioactivos, los cuales, en conjunto, aportan una gran cantidad de beneficios a la salud. Además, por su contenido de magnesio y omega 3, así como fibra, las pepitas pueden ayudar al sistema cardiovascular del organismo, por lo que pueden contribuir a bajar la presión arterial.

Comer calabaza de castilla beneficia a la salud

Ahora bien, además de su alto nivel nutricional y múltiples beneficios, la Sagarpa señala que, por su versatilidad, la calabaza de castilla forma parte de una gran cantidad de platillos, por lo que no será complicado agregarla en nuestra dieta.

Y es que, desde la época prehispánica, este alimento ha sido cocinado de múltiples maneras, tal es el caso de los brotes tiernos que se comen como quelites, en sopas y guisos; o sus flores, que se pueden preparar en sopas, quesadillas, cremas o rellenas.

La pulpa se puede utilizar para hacer atoles, aguas frescas y repostería. Y las semillas se asan, cuecen o hierven para ser consumidas como botana, en guisos, tamales, dulces, como adorno y complemento en otras preparaciones.

Y este puede ser un gran momento para consumir calabaza de castilla pues, además de encontrarse con mayor facilidad, es tradición para el Día de Muertos preparar la calabaza en tacha mejor conocida como dulce de calabaza, el cual se prepara con piloncillos, clavos, canela, guayabas y caña, y se sirve para adornar y aromatizar cualquier ofrenda, de acuerdo con la Sagarpa.

Así que ya lo sabes, ha llegado la época ideal para cocinar este alimento y disfrutar no solo de su rico y característico sabor, sino también de todos los beneficios que aporta al organismo para prevenir algunas enfermedades.

Deja un comentario