Monterrey, México

Un oso negro, enorme, ingresó en el restaurante de un hotel en el Parque Chipinque de San Pedro, en Monterrey, Nuevo León, y causó alarma entre los comensales a la hora del buffet.

En videos que circulan en redes sociales se pueden ver a los trabajadores del restaurante intentando detener al oso con sillas y dando fuertes golpes a las mesas para ahuyentarlo.

Por fortuna, todos los clientes se mostraron muy calmados y la mayoría sacó su celular para grabar al oso que deambulaba por el área de comida del restaurante para tratar de darse un festín.

Medios locales han informado que en los últimos meses varios osos se han acercado a Monterrey para huir de las fuertes lluvias, inundaciones, caída de árboles y otros daños naturales que afectan su habitat.

En días recientes, habitantes del municipio de Cumpas mataron a balazos a un oso negro que deambulaba en un fraccionamiento, mientras buscaba agua y comida.

Por ello, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interpuso una denuncia penal contra quienes resultaron responsables por el asesinato.

En agosto pasado, habitantes de Castaños, Coahuila, torturaron y asesinaron a un osezno de 4 meses, una especie que está en peligro de extinción.

Deja un comentario