Imagen de referencia

Morelia, Michoacán

La suspensión de los permisos para la instalación de bazares, enfocados en la venta de productos artesanales, será momentánea, hasta lograr un acuerdo con los grupos organizadores organizadores estos eventos para delimitar cómo operarán y lograr ordenar el sector.

El director de Mercados, Marco Garibay González, refirió que, contrario a lo reclamado por colectivas y agrupaciones que han efectuado bazares en áreas del Centro Histórico de Morelia, la suspensión únicamente tiene por objeto establecer las bases sobre las que laborarán y se llevarán a cabo los eventos.

Si bien, aseguró, existe un acuerdo administrativo que determina la figura del bazar, no considerada en la norma, y éste es del conocimiento de los grupos y colectivas, en las últimas semanas se tuvo la identificación de anomalías e irregularidades que hicieron necesaria la suspensión para el ordenamiento y revisión de las acciones.

Garibay González indicó que el objeto de los bazares es generar espacios para la promoción y la venta de productos artesanales, creados o comercializados por pequeños proyectos de emprendimiento, especialmente, por mujeres o personas que tienen en esta actividad su única o principal fuente de ingresos.

Jabones, cremas, cosméticos, joyería, bisutería, artículos para el hogar, plantas ornamentales, decoración, derivados de la miel o la jamaica, textiles, entre otros, son calificados como productos artesanales.

Sin embargo, en algunos bazares celebrados recientemente se ha observado la venta de ropa usada, ropa interior de confección industrial y juguetes sexuales, rubros que se comprenden en otro tipo de instalaciones o destinados a los negocios formales.

Además, se encontró que los organizadores pagan una cuota mínima al Ayuntamiento de Morelia por el derecho de uso de los espacios públicos, mientras que con los expositores pasaron de cooperaciones para pagar lonas o muebles para ofrecer sus mercaderías a vender los espacios.

También se detectaron la saturación de puestos, la instalación de gas para cocinar y la participación recurrente de oferentes foráneos, procedentes de sitios como Uruapan, Monterrey y Guadalajara.

Ante estas situaciones, Garibay González indicó que se espera celebrar una reunión con organizadores de bazares entre el martes 9 de agosto y el miércoles 10 del mismo mes, para nuevamente definir la figura y permitir su reanudación.

Foto: ACG

De concretarse esta meta, se podrían reactivar los bazares este fin de semana, con la emisión de permisos para la realización de “1 o 2” eventos.

El director de Mercados expuso que si bien con anterioridad se detectaron algunas de estas anomalías, se optó por mantener tolerancia para no afectar la economía de los participantes.

“Dicen en las redes que por unos pocos se suspendieron los bazares, pero esos pocos también son parte de la sociedad y debemos atenderlos a todos; además, algunas de las anomalías pueden poner en riesgo a la población, como el uso del gas, que no está permitido y todos los organizadores lo saben”, reiteró.

Marco Garibay manifestó que las restricciones y características de los bazares son ya conocidas por los organizadores, por lo que se pretende que la reunión sólo implique aclarar y especificar algunos puntos, para reanudar en el corto plazo la emisión de los permisos correspondientes.

Deja un comentario