Ciudad de México

Ayer domingo en la tarde, el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó a la mina El Pinabete, en Sabinas, Coahuila, para supervisar el rescate de 10 trabajadores que se encuentran atrapados bajo el agua, pero su visita fue repudiada por algunos de los familiares.

Durante el encuentro con los habitantes del lugar, que algunos calificaron como tenso, el primer mandatario dijo que la única prioridad en este momento es salvar a los hombres atrapados y extraerlos con vida, por cualquier método que sea necesario.

López Obrador, además, se reunió con Miguel Ángel Riquelme, gobernador de Coahuila, y demás autoridades, que le mostraron los pormenores de los trabajos realizados.

Durante la visita de AMLO, las autoridades emitieron un comunicado conjunto en el que se asegura que se bombearon 350 litros por segundo, lo que permitió una disminución en los niveles de agua de los pozos, y hará posible la intervención inmediata de los buzos de las fuerzas especiales.

Por otro lado, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) del Gobierno de México, informó que se introdujo una cámara en el pozo número cuatro.

De acuerdo con un video difundido por la coordinadora de la CNPC, Laura Velázquez Alzúa, se puede ver cómo los elementos del grupo de rescate introducen la cámara para conocer la situación dentro de la mina y ayudar, así, a rescatar a los mineros más rápidamente.

Deja un comentario