Saltillo, Coahuila

Ángeles Arenas una joven que vive en Coahuila denunció que alguien arrojó una bomba molotov a su negocio y días después en la fachada de su casa pintaron con aerosol amenazas de muerte.

La joven declaró a medios de comunicación que el pasado jueves un hombre intentó incendiar su negocio luego de que ella lo acusó de robo y aunque en su momento se le detuvo, se le dejó ir 48 horas después sin avisarle a ella, aunque las autoridades le habían dicho que le darían una orden de protección, lo cual no sucedió.

Relató que luego de presentar su denuncia por las amenazas de muerte pintadas en las paredes de su casa, personal de la fiscalía le pidió permiso para pintarlas, porque estaban causando “psicosis” entre los vecinos. Después le dijeron que no había elementos suficientes para considerar que hubo intento de feminicidio o de homicidio, pues el fuego no la alcanzó.

Deja un comentario