Foto: ACG

Morelia, Michoacán

El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Guillermo Valencia Reyes, aseguró que no porque su instituto político le ha aprobado dos solicitudes relevantes al Gobierno Estatal, incluyendo la más reciente que es la reestructuración de la deuda, no significa que la administración estatal se deba acostumbrar a que siempre habrá acompañamiento por parte del tricolor.

Reconoció que fue muy apresurada la presentación y aprobación de la reestructuración, sin embargo, aseguró que van a vigilar que el decreto aprobado se cumpla adecuadamente.

“Como oposición vamos a estar muy pendientes, revisando puntualmente su cumplimiento, y esperemos que no sea costumbre porque ahora que los estamos acompañando, no siempre lo vamos hacer”, señaló.

Justificó que la postura de su partido está encaminada a beneficiar al Estado y mejorar sus condiciones, por lo que reiteró que serán una oposición que construye y fortalece a los michoacanos, con lo que aseguró marcarán la diferencia a lo que fue Morena cuando fueron oposición.

“Morena se distinguió por ser una oposición radical, somos una oposición constructora y hemos tratado de marcar la diferencia”, finalizó.

Deja un comentario