Transformando

Tal pareciera que los aspirantes a la Presidencia de la República para 2024 están más enfocados en “jalar agua para su molino”, que en cumplir con sus obligaciones y por eso vemos a una jefa de Gobierno de la Ciudad de México apareciendo en las fotos limpiando el metro, pero sin cumplir la promesa de abrir la línea 12 a un año de su desgracia.

O vemos al secretario de Gobernación, que para mí será el elegido del presidente, en actos de campaña que disfrazan, simplemente diciendo que no están pidiendo el voto, o a un canciller que está aprovechando cada una de las oportunidades que tiene para poder lucir y que, aunque va subiendo en las encuestas, él sabe que no es el elegido el presidente y que difícilmente lo será, incluso aunque gane en las encuestas como ya sucedió cuando le ganó al mismo AMLO.

Por otro lado, vemos a un presidente que todas las mañanas, más allá de gobernar, continúa haciendo campaña, polarizando y culpando la falta de resultados a los gobiernos anteriores, sin embargo, se le olvida que las decisiones del pasado inmediato del país ya fueron de él.

Ante este escenario, deberíamos preguntarnos cuál es el objetivo con el que están trabajando todos los días quienes deberían dirigir el país, si es por el beneficio de los mexicanos o por posicionarse en un puesto en la ruta del 2024.

Por otro lado, la oposición, sorprendentemente apaciguada, somnolienta o aturdida, parece dejarle el camino libre a los candidatos del presidente, habrá que ver si hay sorpresa en el 2023 o el PRI, en manos de su dirigente “Alito” Moreno, estará entregando los estados que aún le quedan.

Las turbulentas aguas en las que navega el PRI por causa de su presidente nacional ponen a Zambrano y Cortés, dirigentes del PRD y PAN, respectivamente, en la encrucijada de evaluar qué tanto suma el PRI con el desgaste de Alito, y por otro lado la estructura del PRI, que sin duda sigue teniendo su peso específico.

Siendo simplista, la solución es fácil, hay muchos mexicanos que podrían participar, incluso revivir al PRI, que no tienen los negativos de los políticos actuales con lo cual el presidente no tendría argumentos que evidenciar, sin embargo, no encuentran la ruta para poder competir porque estos caminos están utilizados y tomados por políticos que no piensan soltar los partidos, aun con los malos resultados y el daño que le hacen al país.

CENEVAL

Tal como lo prometí en esta columna, cuando declaré que el gobierno estatal se doblaría ante la presión magisterial, con motivo de la aplicación del examen Ceneval para el ingreso a las normales, hoy debo reconocer que el Gobierno del Estado de Michoacán, por medio de la Secretaría de Educación, dio un gran paso para filtrar a quienes ingresen a las normales.

Sin duda hubo presión magisterial, pero hoy podemos asegurar que por lo menos ingresarán a las normales del estado los poco más de 1000 aspirantes que resultaron con la mayor calificación en el Ceneval. Aun hay mucho por hacer por la educación del estado, pero sin duda este es un gran paso que debe reconocerse.

Insisto ¡Es tiempo de los ciudadanos! Pero de los comprometidos.

Abelardo Pérez Estrada
@abeperez
Empresario, analista político, Expresidente CANACINTRA

Deja un comentario