Foto: ACG

Percepción en Tribuna

El caso ya conocido por todos es que, dadas las condiciones que se han presentado de la pandemia a nivel nacional y que aparentemente se había decretado levantar en parte las medidas de cuidado por parte del Gobierno Federal y de los estados, resulta que ahora se reporta que hay un incremento en los contagios y además algunas muertes.

Dado el escenario que se describe, llama la atención que los aspirantes a presidentes de la República, como es el caso de Monreal, Sheinbaum, Ebrard y Adán Augusto, hubieran sostenido reuniones masivas para promoverse con sus militantes y simpatizantes del Morena, digo lo anterior en virtud de que ellos mismos se han contagiado de covid, como es Sheinbaum y Marcelo.

Valdría la pena que los políticos innovaran al promoverse, sin poner en riesgo la vida y salud de sus seguidores, pues como ejemplo en días pasados en Morelia hubo una congregación masiva que seguramente pondrá en contagio a muchos de los asistentes, lo anterior no solo es grave, también pone en aprietos a los integrantes del sector salud y a consecuencia de situaciones que se pueden evitar o, insisto, innovar para bien del sector salud y de las tareas políticas.

Ya que abordamos cómo cambian las cosas por el rebrote del covid, ahora resulta que la Secretaría de Educación federal emitió un acuerdo que establece que en el nivel primaria y secundaria, la calificación mínima para los alumnos es de 6, lo que implica que no habría reprobados, la duda es ¿entonces qué calidad tendrá la educación ahora?

Evidente es que se quiere no afectar a las juventudes, pero no es la forma de poner un cinturón de fuerza a los docentes y a las escuelas, aprobando materias los alumnos, por el simple hecho de inscribirse como alumno, eso no es calidad y a futuro en bachillerato o nivel profesional vienen las consecuencias.

Hay que recordar que a nivel nacional, uno de los grandes problemas son las deficiencias en el sector educativo, pruebas pilotos han existido y no han dado resultado, incluso fue criticado que el programa Escuelas de Tiempo Completo, que daban seguimiento no solo a la alimentación de los educandos, prioritariamente apoyaban las labores académicas, determinaran a nivel federal aniquilarlo; lo bueno es que algunos estados como Michoacán decidieron darle seguimiento.

Jamás será bueno que el sector educativo se vea invadido por ocurrencias, áreas como educación, seguridad, salud y empleo, entre otras, deben ser bien atendidas y poco contaminadas con ocurrencias políticas, dado que la curva de aprendizaje en dichas áreas es breve, de forma específica para los que encabezan dichas dependencias a nivel federal y estatal tienen que mostrar de forma rápida resultados.

Ya que se aborda el tema de resultados, es notorio en todo el país que la inseguridad sigue en aumento, pero ahora hasta la Iglesia Católica en su semanario no solo pide solución en el tema de la inseguridad en el país, además dice que no alcanzan tantos abrazos para cubrir los balazos, refiriéndose a la frase de Andrés Manuel López Obrador de ‘Abrazos y no balazos’.

Ciertamente Ricardo Monreal es quien dio la idea de citar al Gabinete de Seguridad Nacional, para que les explique a los senadores qué hacen o cuál es el rumbo que sigue.

Por lo que ve a Michoacán, siguen siendo Zamora y Uruapan los municipios más delictivos, no solo del estado o del país, incluso del mundo, pero lo que sí se debe al menos hacer es, de no cambiar la estrategia de seguridad, al menos estar mas coordinados los tres niveles de gobierno.

Para concluir estas líneas, el vecino país norteamericano quitó a nivel general el beneficio legal que poseían las mujeres de practicarse el aborto en ese país, lo que propicia que ahora serían los estados los que determinarán si se mantiene ese derecho de abortar o lo sancionan, lo anterior daña el derecho de decisión de las mujeres, pues son ellas y sólo ellas, las que deben decir cuándo ser madres o cuándo no.

Ante lo ocurrido con dicha situación y el polémico tema del aborto, esperemos que en México no detone una política pública de ocurrencias, que dañe a las mujeres en tema de maternidad, bastante riesgo enfrentan ahora las mujeres en México con los feminicidios, que incluso las fiscalías arman las carpetas de investigación con la proyección de ser ciertos delitos feminicidas y son los poderes judiciales los que las cambian o clasifican distinto, permitiendo en muchas ocasiones la libertad de los infractores o algunos beneficios.

Con el anhelo de ser leído, dejo esta columna de análisis hasta aquí.

Deja un comentario