Penjamillo, Michoacán

Hoy miércoles se cumple un año de la desaparición del presidente municipal electo Gilberto Mejía Salgado, de 64 años de edad, quien fue “levantado” por un grupo de sujetos armados. El caso ha quedado en el olvido, sin que la justicia llegue a sus familiares.

El 29 de junio del 2021, el entonces presidente electo Gilberto Mejía, llegó a un local de venta de forrajería y alimentos balanceados de su propiedad, ubicado en pleno centro del municipio de Penjamillo.

Ahí fue interceptado por un grupo de sujetos armados que lo obligaron a subir a una camioneta color roja, en la cual huyeron con rumbo desconocido. Ese mismo día por la tarde, tras un operativo realizado por tierra y aire, la camioneta donde fue levantado el presidente electo fue localizada calcinada, en un predio ubicado en la comunidad Caurio de Guadalupe, en el municipio de Villa Jiménez. Sin encontrar cuerpo alguno.

Para el 1 de julio, delincuentes abandonaron una bolsa con partes humanas en la puerta de un domicilio, propiedad de un integrante de la planilla ganadora a la presidencia municipal, por el Partido Encuentro Solidario.

Ante estas amenazas, los integrantes de la planilla decidieron presentar su renuncia ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM). Sin embargo, a 365 días de lo sucedido, ahora parece ser un caso olvidado por las autoridades de la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE).

Donde el presidente electo del municipio de Penjamillo, Gilberto Mejía Salgado, continúa desaparecido sin que se tenga pistas de su paradero. Lo que podría ser un caso cerrado para las autoridades competentes.

Deja un comentario