El casamiento de la 4T y los conservadores

116

Percepción en Tribuna

El caso comentado y visto de los encuentros entre Alfredo Ramírez Bedolla, gobernador de Michoacán, y el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez, donde parece que estos dos políticos saben que la unidad hace la fuerza y por ello, se acompañan y publican fotos, audios y videos para dar un mensaje de unidad, pero también haciendo un frente común y sobre todo contra la delincuencia.

¿Qué busca Alfonso Martínez? Parece ser que senador o reelección en el Ayuntamiento de Morelia, sus ideas en estos momentos lo atrapan, edificando las aspiraciones personales, sabedor de que Alfredo Ramírez sólo pretende en estos tiempos gobernar y hacerlo bien, por lo menos en estos 6 años.

No es ajeno decir que, para varios morenos y panistas, la unión o al menos su relación los pone a temblar o motiva a decir que hay crisis de identidad en ambos políticos.

Pero dado la denominada crisis de identidad que se piensa, se debe destacar que la política es para construir acuerdos y no para generar confrontación donde no es necesario, por ello es aplaudible la unidad y colaboración que muestran tanto Alfredo Ramírez como Alfonso Martínez.

Por otro lado, ni el PAN ni PRI o PRD podrían ser artífices de una unidad a largo tiempo, la unidad de esos partidos políticos es electoral, únicamente reflejada en la búsqueda del poder por el poder.

La crisis o deterioro de los sistemas de partido políticos motiva a creer en formas distintas de hacer política y con ello no ser apático con nadie, sólo sumar y no restar, eso es el secreto.

Veamos hasta dónde dura la buena disposición de estos dos políticos michoacanos que se mencionan, para el bien de Michoacán, lo que resulta más sano es resolver los grandes problemas, alejado ello de toda filia partidista y con más vocación de servicio, para transcender y generar un buen legado.

Deja un comentario