Ciudad de México

De “mercenarios del periodismo” y “hampones”, acusó el presidente Andrés Manuel López Obrador a comunicadores que han abordado el tema de la casa en Houston de su hijo José Ramón, y aseguró que con su actuar, “atacan al proyecto de la 4T” porque son aliados de quienes saquearon al país.

De manera específica, se dirigió a la periodista Carmen Aristegui, quien reviró al presidente por los ataques que dijo, hizo en su contra.

Ahora, citó López Obrador, “que se generó esta polémica porque ejercí mi derecho de réplica, señalando que Carmen Aristegui mantiene con sutileza la misma máxima del hampa del periodismo, de que la calumnia cuando no mancha, tizna y que en su reportaje sobre la renta de la casa de Houston, de José Ramón, su esposa, llegó a decir que era el equivalente a la “casa blanca” y ya tiene tiempo que tiene esa actitud (Aristegui)”.

Afirmó que los comunicadores a los que él se refiere, “simularon por años y ahora ya no es tiempo para simular, ya la neutralidad de un proceso de transformación no aplica”.

Sostuvo que en la 4T, se tiene que definir la verdad, definir a favor de la ética, de la honestidad, de la libertad y que aplica la frase del Quijote de que “por la libertad y la dignidad se puede y se debe ofrecer hasta la vida” y esto “podría ser un referente para el periodismo, para la política, para todo”, justificando así lo que sucede actualmente con los comunicadores mexicanos.

El jefe del ejecutivo sostuvo que, parte del proceso de transformación es también “ir definiendo con mucha claridad posturas, porque si se saqueó al país como se llevó a cabo en el periodo liberal, fue por la simulación, no sólo por el apoyo abierto de mercenarios del periodismo, sino también por el silencio de muchos”.

Deja un comentario