José María Morelos, el hacedor de la nación

29

Morelia, Michoacán

Si un calificativo se le tendría que dar a José María Morelos y Pavón es el de “hacedor de la nación mexicana”. El historiador y catedrático Jesús Sánchez Reyna no duda en asegurar a Primera Plana Mx que el prócer fue el encargado de encaminar y dar forma a lo que hoy somos como país.

Con la creación de los Sentimientos de la Nación, el Congreso de Chilpancingo, la conformación de los Poderes Ejecutivo y Judicial, así como el juramento de la Constitución, el especialista asegura que el nacido en Valladolid, hoy Morelia, fue una figura visionaria que dejó un legado incuestionable.

Aunado a esto, refiere que a comparación de la mayoría de los iniciadores del movimiento de Independencia que murieron al primer año de haber tomado las armas de la mano del pueblo, Morelos estuvo al frente en la guerra por un periodo de cinco años, lo que lo situaba como un gran estratega militar.

Proveniente de una familia humilde en la que su abuelo y su madre se dedicaban a enseñar las primeras letras, mientras que su padre ejercía el oficio de carpintero, Morelos emigró siendo joven a Parácuaro, donde su tío Rafael Morelos Ortuño tenía una hacienda en la que trabajó y aprendió sobre contaduría y al mismo tiempo conoció zonas geográficas accidentadas.

“Años después decide con sus propios ahorros estudiar en el Colegio de San Nicolás. Ya lo hizo siendo mayor, pues tenía 24 años. De alguna manera se formó de manera autodidacta y desde ahí comenzó a destacar”.

Posteriormente, cuando comenzó a ejercer su ministerio sacerdotal y siendo párroco de Carácuaro, decidió comprar un inmueble en Valladolid. Se trata de la Casa Sitio Morelos, que se ubica en la calle Morelos Sur, donde vivía la única hermana de él de la que se tienen registros.

Jesús Sánchez Reyna relata que el levantamiento de Independencia le tomó por sorpresa a Morelos, pues originalmente estaba previsto para el mes de octubre de 1810 “y seguramente fue algo que se acordó la última vez que se encontró con el cura Hidalgo en el mes de julio, pero todos sabemos las circunstancias que provocaron el acto anticipado”.

Esas primeras noches de guerra, abunda, debieron ser de vigilia y mucho diálogo. Morelos insistía en seguir a su maestro Hidalgo, pero éste le dio la indicación de que se quedara en el sur para insurreccionar a la Nueva España.

Foto: ACG

Morelos el intelectual y amante de la gramática

Además de estratega militar y de su conocida participación como líder de los Ejércitos del Sur en la Guerra de Independencia, José María Morelos y Pavón fue conocido también por su pasión hacia la academia y la gramática, lo que lo llevó a ser un profesor totalmente estricto y exigente.

El historiador, profesor de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y exdirector de la Casa Sitio Morelos, Jaime Reyes Monroy, no duda en calificar al prócer de la patria como un intelectual de tiempo completo que se hizo ganar rápidamente el respeto de sus alumnos.

Por el año de 1976, relata, Morelos llegó al municipio de Uruapan para impartir sus conocimientos, los cuales adquirieron gran popularidad entre el alumnado y los clérigos. “Pero desde antes, uno de sus profesores en el Colegio de San Nicolás, llamado Jacinto Moreno, hablaba muy bien del caudillo, lo definía como alguien de gran aplicación, aprovechamiento y que sabía sobresalir”.

El historiador cuenta que esta pasión lo llevó a ser “duro” en su etapa como sacerdote, por lo que también generó molestias en ciertos grupos, como es el caso de los indígenas de la comunidad de Carácuaro, cuando en 1799 presentaron una queja por la actitud de Morelos.

“Los feligreses que no estaban conformes mandaron una carta en la que expresan que Morelos los regañaba y se molestaba constantemente con ellos. Además de todo esto, exponen que por si faltaba más, los maltrataba”.

Ante las acusaciones, el líder del movimiento independentista respondería con una carta en la que aseguraba que los indígenas además de desobedientes eran perezosos e insolentes. Como militar, aplicó el mismo rigor, pero a decir de la historiografía, durante las batallas de la Guerra de Independencia también se registraron saqueos y matanzas que mancharon el pasar de Morelos en durante la lucha.

Jaime Reyes Monroy expone que Morelos sigue siendo un personaje que da para seguir estudiándolo, pues todavía quedan aspectos de su vida que no están del todo claros, como es el caso del paliacate que usaba y que en últimas décadas ha desatado una serie de especulaciones al respecto.

Aunque no existe un documento que explique el porqué de esa indumentaria, algunos historiadores han formulado diferentes hipótesis, pero a decir de Reyes Monroy, es probable que cuando se comenzaron a hacer los primeros retratos de los héroes, en la iconografía haya quedado plasmada esa imagen que con el tiempo se fue reproduciendo; sin embargo, no descarta la versión de que el paliacate simplemente fuera una prenda que utilizaba porque le ayudaba a ocultar su calvicie.

Deja un comentario