Chiflidos, reproches y ausencias: así fue el arranque de la LXXV Legislatura

83

Morelia, Michoacán

Aproximadamente 44 minutos fue lo que tardaron los diputados de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado en emitir sus primeros chiflidos, abucheos y vitoreos en una sesión. Esto durante el discurso de la legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Mónica Estela Valdez Pulido, donde hacía un llamado a la unidad y a que se anularan las elecciones a gobernador del pasado 6 de junio bajo el argumento de una injerencia del crimen organizado, provocó la división de expresiones en la Cámara.

“Pido a todos los diputados tomar asiento”, expresó la presidenta de la Mesa Directiva, Adriana Hernández Iñiguez, mientras la diputada perredista descendía de la tribuna con una risa nerviosa y al mismo tiempo quisquillosa, como de quien ha logrado su cometido.

La Sesión Solemne de Instalación y Apertura del Primer Año Legislativo dejó propuestas por adelantado, posturas sobre el entorno político tanto del estado como a nivel federal, aplausos, reproches y una gran ausencia en los invitados: el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Mónica Valdez

Tras el discurso de Valdez Pulido, fue el turno de la representante del Partido del Trabajo (PT), Brenda Fraga Gutiérrez, quien antes de activar su micrófono procedió a desinfectar con spray toda la zona de la tribuna. El argumento era el covid y las medidas de higiene, pero la acción bien pudo ser una burla o provocación para su antecesora perredista, como una manera de decirle que ya era tiempo de limpiar todo lo que estaba dejando el Sol Azteca.

Antes de este intercambio de mensajes ocultos, por primera vez en la historia del Congreso Local una diputada del Partido Encuentro Solidario (PES) subió a la tribuna: Luz María García García, quien centró su discurso en los valores, en la defensa de la vida y la familia como institución. Adelantó que presentará una iniciativa para castigar a los violadores con la castración química, pero la propuesta no pareció despertar el interés de nadie, sólo aplausos protocolarios.

Con la experiencia de haber estado en las últimas dos legislaturas, el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ernesto Núñez Aguilar, envió un mensaje en donde aclaraba que no se “metía con nadie”, tampoco enunció frases comprometedoras como para ser dignas de un encabezado periodístico.

Ernesto Núñez

Caso contrario sucedió con el legislador del Partido Acción Nacional (PAN), David Cortés Mendoza, quien al fiel estilo de Ricardo Anaya o de su hermano Marko Cortés, no se cansó de criticar las políticas públicas emprendidas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“A través del diputado Cortés, le envío un saludo a Ricardo Anaya hasta Atlanta, ya que decidió no acompañar a sus diputados en este recinto”, le reviró en su turno el coordinador de la fracción parlamentaria de Morena, Fidel Calderón Torreblanca.

Tras el irónico saludo, el morenista se olvidó de que en algún momento fue perredista y uno de los actores políticos más cercanos a Aureoles Conejo y en el 80 por ciento de su discurso, se dedicó a señalar los “agravios” que aseguró se han cometido desde la administración estatal.

Fidel Calderón

En medio de los señalamientos, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Daniela de los Santos Torres, apostó por la sobriedad. Lejos de celebrar que le fue devuelta su diputación plurinominal apenas ayer, optó por hacer un llamado a la “no polarización” en Michoacán:

“Preguntémonos si vale la pena la polarización y la división ante la situación de violencia que atravesamos. Yo los invito a que esta sea una Legislatura de colaboración, de michoacanos antes que militantes partidistas, a que pongamos el ejemplo a nivel nacional de que es posible encontrar puntos medios” .

El único partido que declinó su participación en tribuna fue Movimiento Ciudadano. Sin explicación alguna, la presidenta de la Mesa Directiva explicó que la diputada Margarita López Pérez pidió que se bajara su intervención del orden del día.

En poco más de hora y media, los diputados mostraron sus primeras armas políticas e intereses tanto individuales como colectivos. Serán tres años de curul, una que al día de hoy y por las circunstancias del estado, luce con una mayor responsabilidad y será más vigilada que nunca.

Deja un comentario