Muere un pastor que se entierra vivo para intentar ‘emular a Jesús’ y resucitar al tercer día

348

Lusaka, Zambia

Continúa circulando en las redes la noticia de que el pastor James Sakara, de tan solo 22 años, falleció al ser enterrado vivo por varios feligreses de la iglesia Sion, una congregación cristiana de Zambia, un país africano.

El trágico suceso se produjo tras un “desafío” que se había planteado el pastor, ferviente seguidor de la medicina tradicional, quien quería demostrar a sus feligreses que tenía la capacidad de emular la resurrección de Jesucristo.

Para ello, pidió que le enterraran vivo en el suelo, con la orden de desenterrarlo tres días después y poder demostrar que, como Jesús de Nazaret, “resucitaría”. 

La mayoría de miembros de su comunidad se mostraron muy reacios a la idea de Sakara, e intentaron impedir que cometiera semejante locura. Sin embargo, el religioso logró convencer a 3 hombres de su congregación para que le ayudaran con su cometido, y fue enterrado con las manos atadas en una tumba no muy profunda para que pudiese completar el reto.

Sin embargo, la realidad fue muy diferente. Su cuerpo fue encontrado sin vida en la improvisada excavación en el suelo, cuando le desenterraron 72 horas después.

Deja un comentario