Morelia, Michoacán

El gobernador Silvano Aureoles Conejo justificó la intromisión del crimen organizado en la elección por la gubernatura como “un descuido” por parte del gobierno estatal, por no tomar las medidas correspondientes en los 15 municipios en los que presuntamente la delincuencia coaccionó el voto a favor de Morena.

“Fue un descuido, sabemos que en esos lugares hay presencia del crimen organizado, y todo fue por no haber tomado las medidas correspondientes, fue un descuido, no la veíamos venir así”, mencionó en conferencia de prensa.

El mandatario estatal insistió en la postura en que la elección del 6 de junio debería anularse, derivado de las anomalías e incidencias en las que el crimen organizado operó para inducir el voto a favor de Morena.

“Hay un 72% de diferencia de votos de Morena y lo saca en el distrito 22 en Múgica y 24 en Lázaro Cárdenas, de concretarse ese escenario y llegar Alfredo Ramírez a la gubernatura, sería el regreso a la narcopolítica y narcogobernantes a Michoacán”.

Aureoles Conejo resaltó que en municipios como La Huacana, el partido guinda se llevó el 83.5% de votos, en Zamora el 67% y en Múgica el 78%, municipio en el que hubo casillas con 500 votos para Morena y cero sufragios para Equipo por Michoacán.

“Eso no queda muy claro porque hubo una participación ciudadana del 49% en las urnas y hubo en algunas con participación del 80%. Mientras la coalición (Equipo por Michoacán) ganó 15 distritos locales, ocho distritos federales y 70 municipios y qué casualidad que sólo para gobernador la diferencia es de dos puntos, mientras hay el doble de votos nulos de diferencia”.

Tacámbaro, Aguililla, Buenavista, Tepalcatepec, Arteaga, Zamora, La Huacana, Múgica, Nuevo Urecho, Parácuaro, Tumbiscatío, Churumuco, Apatzingán, Lázaro Cárdenas y Uruapan, son los 15 municipios que el gobernador señaló con mayor presencia de crimen organizado en Michoacán, por ende, en los que se coaccionó el voto a favor de Morena.

Cuestionado sobre la falta de acciones gubernamentales a sabiendas de que en dichas demarcaciones había presencia del crimen organizado para prevenir o blindar la elección de la intromisión, Aureoles Conejo justificó:

“Nos descuidamos. Nos faltó haber tomado las medidas correspondientes, hasta antes de la jornada todo parecía que avanzaba normalmente, la sorpresa fue que en esa zona la aplicaron los delincuentes. Nos agarró por sorpresa, fue una bola baja. Se han hecho las denuncias, las que se han podido porque la gente no quiere denunciar, la tienen amenazada, pero se han recabado pruebas”.

Deja un comentario