Federación y estado restablecen el orden roto por normalistas

0
1

Liliana Jiménez – Uruapan, Michoacán

En un operativo realizado por los tres órdenes de gobierno, fueron liberadas las vías del tren, que estudiantes normalistas mantenían bloqueadas, se recuperó vehículos de empresas repartidoras que éstos habían robado y se retiraron las barricadas que habían colocado en la vía pública.

Fue la tarde de este lunes que llegó el personal de la Guardia Nacional, de la Fiscalía General del Estado (FGE), de la Policía Municipal y de la Policía Michoacán a la población indígena de Caltzontzin, después de que los normalistas rompieran el diálogo que mantenían con el gobierno y se parapetaran en esta localidad, tomando de nueva cuenta las vías del tren y llevando allí vehículos de empresas particulares que arrebataron violentamente a sus conductores.

Por tal motivo las autoridades de los tres órdenes de gobierno dispusieron que se implementara el operativo en el lugar, para restablecer el orden, pero los futuros maestros habían improvisado trincheras y recibieron a los agentes federales, estatales y municipales con violencia, generándose un enfrentamiento.

Los policías arrojaron gases lacrimógenos para dispersar a los estudiantes que estaban en la barricadas, atacando a las fuerzas del orden, a lo cual ellos respondieron con una lluvia de proyectiles lanzados a mano, entre ellos cohetones, uno de los cuales lesionó a uno de los uniformados, que fue auxiliado en el lugar y posteriormente trasladado a un hospital.

Al seguir avanzando, las fuerzas del orden retiraban las barricadas e iban quitando los vehículos secuestrados, que estaban sobre los rieles ferroviarios.

Durante el operativo la Policía Michoacán detuvo a seis normalistas que hasta el instante de su captura no dejaron de agredir a los efectivos de las distintas corporaciones.

El despliegue policial continúa en el lugar, donde permanecerán para evitar que los futuros docentes vuelvan a bloquear las vías del tren.

Mientras tanto, al enterarse de la detención de sus compañeros, otros normalistas quemaron vehículos de empresas privadas que robaron y mantienen resguardados en otra comunidad indígena: Arantepacua.

Según reportan fuentes de las cámaras empresariales, hasta el momento había cuatro trenes afectados, uno parado en Taretan, otro en Ajuno y dos más en Huingo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.