Barovero envía al Necaxa a semis

0
6

Antonio Rojas Ávila

Morelia, Michoacán.- Con varias intervenciones espectaculares de su portero argentino Marcelo Barovero, con la ayuda de la Diosa Fortuna y con algo de juego sucio, los Rayos del Necaxa vencieron sin goles al actual campeón Pachuca en el partido de vuelta de Cuartos de Final en la cancha de los Tuzos.

Barovero fildea el esférico en la cancha de Pachuca

En un partido en el que Necaxa no hizo más que esperar a su rival, atrincherado en su cancha, el Pachuca fue el dominador absoluto del balón y las acciones; sin embargo, el equipo hidalguense fue incapaz de conseguir la única anotación que le hubiera dado el triunfo en el marcador global, por la ventaja que le otorgaba su gol de visitante en Aguascalientes, en caso de empatar en el global.

gana-necaxa

La extrema agilidad, inteligencia y precisión del guardameta Marcelo Barovero, sin lugar a dudas el gran protagonista de este encuentro, fue el factor clave para mantener el empate que finalmente daría el triunfo a los Rayos, pues fue capaz de detener o rechazar todos y cada uno de los tiros que los delanteros Tuzos le pusieron en dirección de gol.

Mención especial merece el tuzo ‘Chuky’ Lozano, que con sus repentinos quiebres, dribblling y velocidad fue un dolor de cabeza para la defensiva rayada, que nunca dejó de luchar, y que terminó lesionado y vapuleado por una espantosa y malintencionada falta del argentino Claudio Riaño al ’88, que salió expulsado despues de lanzar toda su humanidad, con codo y rodilla al frente, sobre las espaldas del ‘Muñeco Diabólico’, que terminó adolorido en la banca y esperando un diagnóstico médico que preocupa a todos los mexicanos, pues Hirving es un elemento clave de la Selección Nacional.

Finalmente, fue el inusual y fatídico Félix del veterano arquero mexicano Óscar Pérez Rojas en el partido de ida, cuando una pelota relativamente sencilla se le escurrió entre las piernas, el que terminó contando para la eliminación de su equipo. Y la angustia del ‘Conejo’ por esta razón se manifestó en su rostro durante todo el partido, en especial cuando estuvo a punto de redimirse en un tiro de esquina en el tiempo de descuento para el que saltó con furor y excelente timing, pero que no alcanzó a conectar de lleno, por lo que se perdió desviado.

Por otro lado, la actuación del árbitro César Arturo Ramos tuvo muchos altibajos, aunque en las acciones más decididas fue certero, y sus errores, que no fueron pocos, quedaron eclipsados por las acciones del propio Pachuca, que fue el total artífice de su propia derrota.

aficion-necaxa

Por angas o por mangas, Necaxa es semifinalista y tendrá que medirse con las Águilas del América para llegar a la Final del futbol mexicano, una misión que no será nada fácil.